inteligencia financiera

Inteligencia financiera: Lo que en la escuela no me enseñaron


En la escuela no me enseñaron a ser yo misma, ni a descubrir mis talentos y habilidades, tampoco me motivaron a ser una persona creativa, sino más bien a obedecer a un sistema y unas normas establecidas.

En mi época de estudiante pensaba que era muy importante sacar buenas notas para que mis padres estuvieran orgullosos de mí, sin embargo nunca fui una estudiante sobresaliente, recuerdo lo mucho que me aburría en clase, excepto en aquellas asignaturas que me apasionaban, en las que se me permitía desarrollar una parte de mi creatividad en lugar de estudiar o memorizar páginas de información para ir al examen, sacar buenas notas y al cabo de un mes no recordar ni la mitad de todo lo memorizado.
inteligencia financieraLa mayoría de las personas de mi generación creíamos en la importancia de sacar buenas notas para poder ir a la universidad, estudiar una carrera, conseguir un buen trabajo, bien pagado y para toda la vida….

Lo que no nos contaron es que una vez finalizados los estudios, el panorama laboral de mi generación habría cambiado totalmente ya que viviríamos el final de la era del empleo tal y como la conocíamos.

 

La mayoría de mis compañeros en la universidad ansiaban entrar a trabajar de funcionarios, en un banco o en una gran empresa, con un buen horario y sueldo alto. Yo decidí estudiar Ciencias Empresariales para aventurarme en el mundo del emprendimiento sin jefes y con libertad para poder gestionar mi tiempo según mis necesidades personales (o eso creía…).

inteligencia financiera

A los 23 años decidí montar mi primer negocio: una agencia de alquileres vacacionales. Para mí ésta fue mi gran escuela, donde más aprendí sobre inteligencia financiera por la experiencia de ir superando los retos del día a día, tomar decisiones y ser consecuente con los resultados.

Con los años he aprendido que es muy difícil lograr la libertad deseada mediante un negocio tradicional, por ello animo a los pequeños empresarios a saltar al mundo online combinando sus negocios tradicionales con herramientas de marketing en internet para llegar a más personas con menos esfuerzo, os aseguro que de este modo, aprovechando las ventajas que nos ofrece la era digital, es más fácil conciliar vida laboral con la vida familiar.

La inteligencia financiera no se aprende en la universidad

Mientras estoy escribiendo este post, me viene a la memoria un profesor que tuve en la Universidad, el cual tenía un gran currículum, había estudiado en Harvard, sabía muchísimo sobre economía de empresa, pero siempre se quejaba de su situación económica y de lo mal pagados que están los profesores en la universidad. Entonces mi razonamiento era el siguiente:

“Si se supone que esta persona enseña en la Universidad sobre economía y negocios pero no genera más ingresos que el de profesor…entonces hay algo que no funciona correctamente, ¿por qué no pone en práctica la teoría que está enseñando y resuelve su situación económica emprendiendo algún negocio? Aunque tuviera mucho dinero podría seguir con la docencia si es su vocación, pero al menos ya no se quejaría de sus pobres ingresos”

 

inteligencia financiera

En conclusión podemos tener muchos títulos en la pared, cursar estudios universitarios pero la gran escuela es la experiencia, tomar decisiones, arriesgar, equivocarte, aprender y seguir adelante con ganas de superarte.

 

Ahí en el camino de la experiencia es donde aprendemos a ser más inteligentes financieramente, a gestionar mejor los recursos y a tomar mejores decisiones que afectan a nuestro futuro y calidad de vida.

 

En este sentidinteligencia financierao soy bastante optimista cuando veo los cambios que poco a poco se están implementando en las escuelas hoy en día, sobretodo en los centros más pequeños, donde lo más importante es el alumno quien marca el ritmo del aprendizaje. Si deseamos mejorar como sociedad es importante potenciar su creatividad, su capacidad crítica y sentido común a la hora de resolver situaciones cotidianas.

Siento un gran respeto por la labor de los maestros ya que tienen en sus manos un gran tesoro: la sociedad del futuro.

En definitiva lo ideal es ver a cada niño como un genio en potencia y poner el sistema educativo a su servicio con el objetivo de ayudarle a desplegar todo su potencial, siempre a través del disfrute y con herramientas que le ayuden a estimular su curiosidad para combatir el aburrimiento y la pasividad a la hora de aprender.

 

Suscríbete para recibir los mejores artículos y herramientas sobre cuídate, supérate y libérate!!

imagen pag captura copia

Kika Mulet

kika mulet

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *