hambre emocional

Cómo superar una adicción y el hambre emocional 4


Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido o tendremos algún tipo de adicción. Existen diferentes tipos de adicciones, unas son más fáciles de superar y otras requieren de un gran esfuerzo y voluntad para abandonarlas.

Una adicción es un hábito de conductas poco o nada saludables ni convenientes para la persona y que además crea una dependencia psicológica o incluso fisiológica, por lo que se hace muy difícil prescindir o abandonar dichas conductas.

¿Qué tipos de adicciones existen?

Existen las adicciones químicas y las adicciones conductuales.

Las primeras suelen estar relacionadas con consumo de sustancias químicas como el tabaco, el alcohol o las drogas. Las segundas pueden ser adicciones como la ciberadicción, la ludopatía o el gasto compulsivo, etc…

Sea cuál sea la adicción, estoy segura que la siguiente reflexión te ayudará a superarla y a retomar el control sobre tu vida.

En primer lugar, es muy importante saber que una adicción aparece en la vida de una persona como señal de un desequilibrio emocional. Tenemos la sensación de falta de control y sobretodo sentimos un vacío que nos desespera y acudimos a la dependencia de una adicción ya que el consumo de ese algo que nos tiene atrapados nos hace sentir mejor en el momento inmediato, a cambio de una dependencia a largo plazo y la pérdida de control sobre nuestra vida o de una determinada situación en concreto.

Un primer paso sería preguntarse a uno mismo;

¿A qué se debe este vacío que necesito llenar mediante una adicción?

hambre emocional

Normalmente este vacío se debe a un miedo determinado que domina nuestro subconsciente y toma el control de la situación.

En la vida de una persona existen principalmente cuatro tipos de miedos que pueda experimentar, el resto de miedos suelen derivarse de estos cuatro.

  1. Miedo a la soledad

  2. Miedo a la escasez

  3. Miedo a la enfermedad

  4. Miedo a la muerte

Una buena reflexión sería tomar conciencia de cuál es el miedo o miedos que están presentes en nuestra mente.

Un caso muy común es el siguiente:

Una persona con miedo a la soledad, siempre que se sienta solo/a, sentirá un vacío que intentará llenar por ejemplo con comida, entonces empieza a comer de forma compulsiva empujado por la necesidad de llenar este vacío que le causa el miedo a la soledad o a no ser aceptado por el resto de la sociedad. Éste sería el caso de las personas adictas a la comida, las cuales no comen por una necesidad de hambre fisiológica, sino más bien por hambre emocional ya que no saben de qué forma llenar dicho vacío si no es mediante la comida.

como superar una adicción

En el ejemplo anterior de nada servirá que esta persona empiece una dieta para perder peso ya que difícilmente le funcionará y en caso de que le funcione, es cuestión de tiempo de que vuelva al peso anterior o incluso engorde más kilos de los que perdió con la dieta.

Entonces la solución en este caso no sería actuar sobre la dieta solamente, sino que además sería necesario una terapia o un análisis profundo de porqué teme a la soledad… quizás sea debido a un trauma infantil lo que influyó a que tuviera su autoestima muy baja.

Cuando esta persona tome conciencia de sus miedos aprenderá a llenar este vacío con actos de amor a sí mismo y actividades que le ayuden a solucionar sus problemas de autoestima, por tanto en este momento sentirá que recupera el equilibrio en su vida y le será más fácil tomar el control sobre la dieta y conseguir adelgazar ya que la ansiedad desaparece o disminuye de una forma muy notable.

Recuerda que existen dos formas de actuar en nuestra vida;

Desde el miedo; donde el hambre emocionalego nos domina, manipula y nos convence para aceptar placeres momentáneos (como las adicciones por ejemplo) sacrificando a cambio la felicidad y nuestra paz interna a largo plazo.

O bien desde el amor, donde tenemos el control de nuestra vida, nos amamos y respetamos en primer lugar a nosotros mismos, lo que nos permite ser coherentes en lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos, de esta forma nos sentimos en paz y la felicidad depende únicamente de nosotros mismos y no de lo que hagan los demás por nosotros.

“La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de sí mismo” (Michel de Montaigne)

Espero que este ejemplo te ayude a reflexionar y a tomar conciencia de cuáles son estos miedos que existen en tu mente, para superarlos y sustituirlos con actos de amor hacia ti mismo.

No olvides suscribirte a los mejores posts y herramientas de Cuídate, Supérate, Libérate!

KIKAMULET

Kika Mulet

kika mulet

 

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Cómo superar una adicción y el hambre emocional